martes, 21 de junio de 2011

1967. EL VERANO DEL AMOR. MONTEREY POP FESTIVAL (III)

 Escucha mientras lees



Entre los días 16, 17 y 18 de junio se conmemoró los 44 años del Festival Internacional de Música POP de Monterey (MONTEREY POP FESTIVAL), uno de los dos festivales musicales más importantes que se dieron en la legendaria década de los 60’s (el otro fue Woodstock 1969).

Monterey constituyó la presentación en sociedad del Movimiento Hippie.

Esta es la tercera parte de una semblanza de aquel acontecimiento, desde sus antecedentes, las circunstancias que lo rodearon y su legado en la cultura contemporánea.

VÍNCULOS RELACIONADOS:

CAPÍTULO I LA GUERRA DE VIETNAM. EL DESCRÉDITO ESTADOUNIDENSE

CAPÍTULO II EL VERANO DEL AMOR

CAPÍTULO IV EL FESTIVAL


Capítulo 3. PREPARANDO EL FESTIVAL
3.1 Los Ángeles. El Rock de la Costa Oeste
San Francisco y Los Angeles, para 1967, eran ciudades musicalmente enfrentadas. La primera no solo albergaba las calles y locales de baile donde se venía dando la concentración masiva de jóvenes dispuestos a cambiar el sistema con su hedonista modo de vida, sino además, a los grupos más connotados de ese nuevo estilo musical del Rock&Roll denominado Rock Psicodélico, tales como Jefferson Airplane, Grateful Dead, Big Brother and The Holding Company, quienes venían colocando sus discos en ubicaciones expectantes de las listas de éxito pero despreocupados de querer llevar una vida de lujos y glamour propia de estrellas de la música. Su actividad estaba más comprometida con la gente de Haight y en apoyar las actividades de la movida; mientras que, en Los Ángeles las cosas funcionaban de una manera diferente. Para empezar, en Los Angeles se encontraban los sellos discográficos internacionales.

Una nueva realeza en el mundo del espectáculo había surgido allí. Estrellas del Rock&Roll tales como The Mamas and The Papas, The Byrds, Buffalo Springfield, The Doors no solo alternaban con gente como Sinatra y su Rat Pack en clubes exclusivos, sino además, habían comprado casas en una zona residencial de nombre Laurel Canyon, que se convirtió en paraíso de fiestas y viajes que duraban semanas enteras. El rock de Los Angeles no tenía esa imagen comprometida con el movimiento como la escena de San Francisco; en L.A. la cosa era más festiva, mas cool.

Por ello los músicos de San Francisco miraban con desconfianza a sus colegas angelinos. No obstante, el trabajo realizado por ambos bandos abrió una nueva ruta en la música.
 
Buffalo Springfield, aún con Neil Young

 
The Doors

Tanto en San Francisco como en Los Angeles, los músicos Folk inspirados por el salto de Bob Dylan a la música eléctrica, comienzan a experimentar con la onda rockera y a la vez con la golosina de moda, el ácido, mezcla que dio como resultado el Rock Psicodélico.

El Rock Psicodélico o Psicodelia y el Folk es lo que vino a denominarse Rock de la costa oeste.

La idea de organizar un festival que aglutinara tanto a músicos de San Francisco como de Los Angeles vinculados a este nuevo sonido surgió en éste último, lo que generaría algunos problemas para concretarla.
Casa en el Laurel Canyon

3.2 San Francisco (Be Sure to Wear Flowers in Your head)
Es una canción considerado como el himno del movimiento Hippie, movimiento nacido en las calles de San Francisco. Sin embargo, no fue escrita por un músico proveniente de la bahía, de North Beach o de Haigth, sino por un músico asentado en Los Angeles, John Philips, compositor, director musical y miembro de The Mamas and The Papas. Fue llevada al disco en 1967 por Scott MacKenzie, cantante Folk, cuya residencia estaba fijada también, para variar, en Los Angeles.

San Francisco (Be Sure Flowers in Your Head) fue el tema escogido para promocionar el Festival de Monterey. La alusión a San Francisco, no solo constituyó el reconocimiento de haber sido el lugar de origen de la movida sino además un puente o estirada de mano (o pasada de mano) planteado por los músicos angelinos a sus colegas con el fin de terminar con los recelos.
"Si vas a San Francisco, asegúrate de llevar flores en tu pelo"

San Francisco (Be Sure Flowers in Your Hair), no cayó bien y fue considerada como un oportunismo descarado por los músicos de aquel lugar. No soportaban la idea que sean los de Los Angeles quienes tomen la batuta respecto de lo que estaba ocurriendo en sus calles.

 Sobre la canción, la Rolling Stone Magazine en la edición especial por su 40 aniversario -Vol. 2 (noviembre 2007)-  comentó que:

“La ingenuidad de esta diáfana promesa era demencial (“todo aquel que visite San Francisco/ el amor y el verano encontrará/ y todo el que camine por la calle/ flores en la cabeza llevará”); y sin embargo, la canción tenía algo de adorable. La Voz de McKenzie, el modo en que la música se abre a un espacio de gravedad, y cómo el pulso del bajo la vuelve a bajar a la tierra, de alguna manera anticipaban un desengaño detrás de la serena confraternidad que la letra describía. La utopía que planteaba la canción era, como toda utopía, ilusoria, pero el mito ejercía en ese entonces una atracción irresistible”.
3.3 El Festival de MONTEREY
Este festival no fue el primero pero será siempre considerado como el antecedente de otros festivales (multitudinarios) de música POP que se llevarían a cabo desde entonces.

Originalmente la idea para un festival POP a gran escala partió de un joven millonario fanático del Rock, Alan Pariser, quien se la comentó a Stephen Stills (de Bufallo Springfield) y a Ben Shapiro un descubridor de talentos de Los Angeles.

Estos, a su vez, le propusieron a Lou  Adler y a John Phillips (productor y líder de The Mamas & The Papas, respectivamente) que los M's & P's encabecen un show de un día de duración al igual que los festivales de Jazz que se desarrollaban en Monterey.
De izq. a der. Lou Adler y John Phillips

John Phillips y Lou  Adler tomaron la idea y le dieron forma. Decidieron que éste sería un festival sin fines de lucro y que se trataría de convencer a los músicos invitados a participar de forma gratuita, pero que no se podía llevar a delante si no se contaba con la participación de las bandas de San Francisco, pues ahí estaba toda la movida y eso le daría el prestigio.

El problema era que los grupos de San Francisco no veían con buenos ojos a los de Los Angeles. Tan es así que el día en que John Phillips y Lou  Adler viajaron a esa ciudad para concretar su participación, casi terminan agarrándose a golpes con los integrantes del grupo The Grateful Dead.

Uno de los reparos que mostraron los Dead era que se habían enterado que Lou Adler había suscrito un contrato por la suma de 400,000 dólares con una productora de televisión para transmitir el festival. Los de Haigth creían que sólo se les estaba utilizando.

Fue gracias a la mediación del periodista Ralph Gleason, futuro co-fundador de Rolling Stone Magazine, que se terminó por convencer a todos los de San Francisco a que se unan a la idea. The Grateful Dead finalmente formo parte del Show después de haber amenazado con boicotearlo.
Vista actual del exterior del Monterey County Fairgrounds,
sede del festival POP de MONTEREY en 1967

3.4 Las drogas y el Verano del Amor
El ácido lisérgico o LSD fue utilizado por mucho tiempo en la psicología experimental y por el arte de vanguardia. Éste último lo consideró como una nueva forma de visualizar la realidad.

En 1965, el  escritor Ken Kesey llevaba a cabo pruebas psicodélicas conocidas como pruebas ácidas (Acid Test). Este fue uno de los acontecimientos o hechos que sirvieron de pauta para el inicio del Verano del amor.

Experto en lo relacionado con el LSD, Kesey formó un grupo de personas dedicado a organizar fiestas en los salones de San Francisco, colectivo que denominó The Merry Pranksters, que se encargarían de distribuir la droga entre los asistentes y los músicos.

El ácido se vendía o distribuía gratuitamente en laminas de cartón que venían dividos en cuadritos con imágenes llamativas, los cuales contenían dosis de entre 20 y 80 micrográmos

Los pequeños cuadraditos se colocaban debajo de la lengua para extraer los componentes activos. Luego se tragaba para que el estómago extraiga el resto de la sustancia activa

Su consumo se difundió entre todos los que acudían a Haight.

En los albores de la movida, el consumo y tráfico de LSD aún no estaba proscrito.La necesidad comienza a surgir cuando para 1966, el consumo de  ácido ya no era un tema de experimentación sino delincuencial, sobre todo cuando se dio una llegada masiva de jóvenes a Haigth con el único propósito de juergear.

Mientras tanto, los diarios y revistas americanos conservadores pintaron al lugar como el mismo infierno o Sodoma y Gomorra. Las autoridades políticas y la policía comenzaron a desplegar una campaña de represión contra los locales de baile y dictaron medidas para prohibir la circulación de menores de edad hasta avanzadas horas de la noche, lo que motivó muchos enfrentamientos de adolescentes con dichas autoridades. En los Angeles las cosas llegaron a mayores cuando, contra una ley de toque de queda que quiso ser implementada, se produjo lo que luego sería conocido como el levantamiento del Sunset Strip (noviembre de 1966), historia a la que a lude la canción For Wath It’s Worth de Buffalo Srpingfield.

La revuelta del Sunset Strip (Los Angeles) de noviembre de 1967 fue llevada al cine a través de la película Riot on the Sunset Strip (1967), en donde se satanizaba la movida y se ponía en boca de los adolescentes la frase
"vamos a perturbar"

En San Francisco como en Los Angeles se cerraron locales y bares que fueron catalogados por las autoridades policiales como lugares malignos y miserables.

El consumo y tráfico del ácido fue prohibido ese mismo año 1966. A partir de allí se inició su tráfico ilícito.

Para 1967, comienza a circular una droga más potente que el LSD, cuya denominación fue STP (Serenidad, Paz y Tranquilidad) que se consumió en la celebración del Solsticio de Verano (21 de junio) en Haigth. Dicha droga no proporcionaba realmente un sentimiento de paz, pero sí mantenía a la persona en un estado psicodélico por un máximo de tres días. Cinco mil personas la probaron. Ese día los servicios de urgencia médica de San Francisco, colapsaron.

Para los días del Festival de Monterey, además del STP circuló el ácido Monterey Purple que fue obsequiado por Owsley Stanley -creador de todas ellas- al equipo de producción del festival. Se dice que Jimi Hendrix ingirió dos pastillas para su presentación.
Imagen lisergica

video
Tres miembros sobrevivientes (en ese entonces) de The Mamas & The Papas.
John Phillips +, Denny Doherty +, Michelle Phillips: California Dreamin. 

Banda sonora de este capítulo:
 Scott MacKenzie - San Francisco (Be Sure to Wear Flowers in Your Hair)
Eric Burdon and The animals - Paint It Black
Butterfield Blues Band - Mary Ann
Grateful Dead - Cold Rain and Snow
The Mama’s and The Papa’s - California Dreamin
Para más información de estos temas ver Fichero musical

Max Marruffo S.

No hay comentarios:

Publicar un comentario