viernes, 2 de septiembre de 2011

ESA ES MI CHICA

 Escucha mientras lees

Sinead O'Connor
“Mi situación sexual es tan lamentable que empiezo a mirar con cariño las cosas inanimadas ante la escasez de hombres... Me cuesta encontrar un hombre”.
Quien se expresa con tanta crudeza, gracia, irreverencia, valentía y coraje, sobre los dildos como mejores amantes que los hombres, no podía ser otra que Sinead O’Connor, la polémica cantante irlandesa que remeció, en la década de los 90’s, con sus declaraciones y acciones, las bases de una pacata sociedad que aún hoy se niega a desaparecer.
La imagen de Sinead, la asocio (y seguro que esto agriamente puede ser refutado) con la de John Lennon.
Ella no tenía pelos en la lengua (ni en su cabeza) para decir lo que su conciencia le dictaba. El único problema era su condición de mujer.
En los 90’s, la discriminación por género en el mundo de la música era brutal con artistas como ella que se negaban a tener imagen de muñequitas frágiles. Madonna era la excepción. Sinead no vendía tanto como ella, no era mediática, su imagen no era mediática, exuberante, glamorosa. Quizá por ello sus petardos vocales no sonaban gratos.
Sinead, hoy (foto: Rolling Stone. Set 2011).
A Lennon se le perdonó y hasta se le recuerda con benevolencia por su célebre frase de (The Beatles) Somos más populares que Cristo” (el Vaticano lo perdonó el 2008); pero a la O’Connor, casi la mandan a la hoguera por romper una foto de Juan Pablo II en plena presentación -en vivo- en el programa Saturday Night Live (oct. 92). Ella interpretaba el tema War de Bob Marley, tema que hace referencia a la discriminación racial, pero que alteró para aplicarla al abuso sexual de menores por parte de sacerdotes de la Iglesia Católica. Durante la canción mostraba la foto  mientras vocalizaba la palabra Evil (maldad). Al final del tema,  la rompe diciendo: Fiigth the real enemy (Pelea contra el verdadero enemigo).
Lo que Sinead no calculó es que se estaba adelantando por lo menos diez años a los acontecimientos que dejaron al descubierto la cruel realidad del abuso sexual a menores por parte de miembros del clero católico. Sinead no comprendió que a una mujer le estaba vedado ser la portavoz de un movimiento frontal contra la hipocresía.
Lennon tuvo el apoyo de sus tres compañeros de banda; Sinead estaba  sola y luego del hecho quedó más sola. La forzaron a dejar el escenario en cuanta presentación participaba. Es tristemente celebre el caso del homenaje a Bob Dylan (dos semanas después de lo de Saturday) donde no la dejaron articular palabra alguna (muchos, sobre todo mujeres, sí la apoyaron) y tuvo que resignarse a abandonar el escenario, no sin antes interpretar a capella parte de la letra de War y resaltar su intención de lucha a favor de los menores abusados (la canción que le correspondía interpretar era otra).
Posteriormente, el hecho de ser mujer, sirvió para forzarla a enmendar sus errores y que se retracte públicamente de sus convicciones. Estoy seguro que ella no lo ha hecho de corazón sino por mera estrategia. Y la entiendo y le creo. La declaración que da pié a este post nos demuestra que sigue siendo ella, la que tanto respetamos y nos gusta por su don de verdadera mujer.
Para terminar. Se  le hizo una pregunta respecto de si, ahora que ya todos conocemos sobre los abusos de menores por sacerdotes, se arrepiente de lo hecho en Saturday Night Live, ella contestó: ¡Claro que no!
¡Esa es mi chica!
video
Sinead O'Connor en Saturday Night Live (oct. 92). Tema: War.


video
Sinead O'Connor en el homenaje a Bob Dylan. Kris Kristofferson se le acerca y le dice: "No te dejes vencer por estos bastardos". Lo curioso es que, en ese concierto se estaba homenajeando a un músico que nunca dudo en decir las cosas como debían decirse ¿Se olvidaron a caso de Newport, Londres, etc. donde Dylan muchas veces fue abucheado e insultado?

Soundtrack:
Nothing Compares 2 U: Sinead O'Connor

Nota:
- La canción "Nothing Compares 2 U" fue escrita por Prince para su álbum The Family del año 1985. Sinead O'Connor la versionó en 1990, editándose como sencillo y como parte de su álbum I Do Not Want What I haven't Got. Fue esta versión la que obtuvo éxito. La revista Rolling Stone ubica la versión de la O'Connor en el puesto 165 de las 500 Mejores Canciones de Todos los Tiempos.

(Post re-editado el 19 - 11 - 2013)
Max Marruffo S.

No hay comentarios:

Publicar un comentario