domingo, 28 de febrero de 2016

PIGASUS, EL CERDO QUE QUISO SER PRESIDENTE DE LOS ESTADOS UNIDOS

 Escucha mientras lees
23 de agosto de 1968. Ciudad de Chicago. Los diarios calificaron
la represión contra los manifestantes que se congregaron en los
alrededores del edificio donde se llevaba a cabo la Convención Demócrata
como un ofensiva militar en toda regla  
Contrario a lo que muchos creen, Donald Trump no es el primer cerdo que se ha postulado a la presidencia de los Estados Unidos, pues en 1968 se le adelanto otro, este si hijo de buena madre y noble linaje, Pigasus, un simpático ejemplar de cola enroscada proveniente de la granja porcina de la comuna hippie Hog Farm, cuya candidatura fue presentada por los radicales Abbie Hoffman, Jerry Rubin y Paul Krassner en la convención del Partido Demócrata de ese año.

1968 sería un año harto difícil para la sociedad estadounidense puesto que su clase política, consiente que seguir difundiendo la idea del sueño americano no era suficiente para mantener ocultos los males endémicos que padecía el país, no  tuvo mejor idea que recurrir a la persecución y represión violenta de aquellos sectores que exigían cambios inmediatos y concretos y que por añadidura se oponían sin cuartel a nuevas aventuras militares como la guerra de Vietnam. Es el año en que tras la muerte inexplicada de John F. Kennedy el miedo recrudeció. En abril caería abatido por una bala que le atravesó el cuello el líder pro-derechos civiles y Premio Nobel de la Paz Martin Luther King Jr; en junio en plena conferencia de prensa Robert Kennedy, candidato de fuerza a la presidencia por el Partido Demócrata, moriría también baleado ante los ojos de sus seguidores y la prensa de todo el mundo. Para colmo frente a cualquier protesta la autoridad política no tendrá reparos en ordenar se dispare a matar contra las masas.

En el mes de febrero Hoffman, Rubin y Krassner, con el apoyo de intelectuales como Allen Ginsberg, habían fundado el movimiento Youth International Party -o simplemente Yippie- que debía entenderse como una alternativa para hacer una revolución en plan de joda que llamara la atención  de la sociedad pensante hacia una forma de vida distinta que proponía más sentido del humor, tolerancia, integración, experimentación con drogas alucinógenas y por sobre todo amor en lugar de un sistema violento e inhumano que machacaba a la mayoría.

Los Yippies llegan a Chicago 
Los Yippies no eran políticos militantes sino hippies provenientes de San Francisco que habían aprendido de los universitarios de Berkerley sus métodos de acción y propaganda y a organizarse de tal manera que pudieran defender sus ideales. Había culminado el verano del amor de 1967 en gran parte por la intervención policial  en lo que fue el lugar de origen y centro neurálgico de la movida hippie, el barrio de Haight y Ashbury, y porque el nuevo gobernador del estado de California, el mediocre actor de cine Ronald Reagan, les había declarado la guerra. Los hippies estaban convencidos que se requería un cambio espiritual, interior en el modo de entender la vida y que tenían derecho a creer en ello. No buscaban modificar la estructura social, pues ni siquiera entendían que era eso, mucho  menos buscaban conquistar el poder.

Presentación oficial de Pigasus como candidato a la presidencia
de los Estados Unidos, parque Lincol,  Ciudad de Chicago. 1968
Se suponía que los organizadores de la Youth International Party habían considerado unir fuerzas con otros movimientos con fines e ideales distintos que se alistaban a reunirse en la ciudad de Chicago en ocasión de la convención Demócrata a realizarse en el mes de agosto para exigir a la clase política en general que reconozca la existencia de puntos de vista diferentes, aunque en realidad tenía como finalidad hacer un cargamontón contra el gobierno de Lindon B. Johnson y su política interna como externa.

En la conferencia de prensa en que se dio a conocer el lanzamiento de la Youth International Party, Hoffman, Rubin y Krassner prometieron que su aporte sería la organización de un festival músico poético, denominado Festival de la Vida a realizarse en el Lincol Park, tan igual como los festivales hippies que se llevaban a cabo en el Golden Gate Park de San Francisco desde el año 1966. Para acentuar el matiz divertido del propósito de la participación del movimiento, anunciaron que ahí se lanzaría la candidatura de Pigasus, el cerdo que había alcanzado fama por  haber sido la mascota que la comuna Hog Farm llevó en su viaje por Europa y Asia.

Represión policial en Chicago, 1968
Ni los periodistas se salvaron
de la tanda
Con lo que no contaron los Yippies y las otras organizaciones era la forma brutal y antidemocrática que el alcalde de la ciudad de Chicago, Richard Diley, había planificado para reprimirlos y no permitirles ganar la atención en desmedro de la Convención Demócrata.

En agosto, mes en que se celebraría el evento, la ciudad parecía un territorio sitiado, lleno de efectivos de la policía, la guardia nacional y el ejército. Cualquiera podía pensar que se preparaba una ofensiva contra un enemigo alzado en armas que una contra estudiantes e idealistas. La prensa también fue su objetivo.

Un hecho que radicalizó la actitud de Diley fue el haber recibido una carta en que se le advertía que el agua potable de la ciudad sería contaminada con ácido lisérgico. Esto hizo sospechar a muchos que alguien estaba interesado en que la situación se descontrole.

Fin de la carrera política de Pigasus. La policía lo detiene
A partir de ello la fuerza al mando de Diley impidió a los manifestantes reunirse en los parques y marchar a través de las calles a punta de varazos, sin embargo también les había cerrado las rutas de salida de la ciudad y los dispersaba con gases y balas. En medio de esta situación los dirigentes de la Youth International Party muestran ante los periodistas a Pigasus, inmediatamente un agente se hizo del cerdo mientras otros policías se encargaron de reducirlos y detenerlos.

El saldo de detenidos y heridos fue tan grande que los mismos miembros del partido Demócrata rechazaron y denunciaron como contraria a los valores democráticos la estrategia de Richard Diley.

A más "amor y paz", más palo
Pese a ello una centena de personas sería sometida a procesos penales acusados por delito de asociación para delinquir, disturbios y ataque y resistencia contra la autoridad. Sorpresivamente el día que fueron absueltos tras una ardua lucha de sus abogados ante los tribunales, Hoffman, Rubin y Krassner confesaron a la prensa que su verdadero propósito fue solo causar desorden, esto es, se confesaron como meros agitadores, lo que dio pie a que Allen Ginsberg los acusara de traidores.

Con el paso de los años se atribuyó a Rubin el haber sido la persona que amenazó con contaminar el agua potable de la ciudad. Era la mejor manera de provocar a la autoridad. No tuvo en consideración las consecuencias ni le seguridad de los chicos y chicas que creían que luchaban por un ideal.

En cuanto a Pigasus nadie supo más de él, quizá terminó en alguna salchichería de la ciudad de Chicago.

“Ese to… ese to… eso es todo amigos”
-Porki-

Notas:

- En la génesis de la movida hippie existió una participación activa de colectivos de personas dedicadas o no a la actividad artística que la incentivó además de prestar auxilio con alimentos, vestimenta, cobijo y atención sanitario a la enorme cantidad de adolescentes y jóvenes que de todas partes de la unión se congregaron en Haight y Ashbury bajo el ideal del amor y una nueva forma de vida. Uno de estos colectivos era la  Hog Farm, dirigida y administrada por el poeta y actor de teatro Hugh Romney conocido en el ambiente literario de la generación beat y que fue rebautizado como Wavy Gravy por B.B. King (otras comunas célebres fueron los Diggers y los Merry Pranksters, estos últimos conocidos por haber organizado los primeros viajes colectivos de ácido).

Los Hog Farm fueron los encargados de la “seguridad” en el festival de Woodstock en agosto de 1969. A Wavy Gravy se le puede apreciar en la película organizando la repartición de alimentos a miles de jóvenes que se dieron cita, también recomendándoles que era mejor escuchar la música sin hincarse una dosis de ácido. Su método para controlar el desbande era utilizar la palabra “por favor has tal cosa” o “deja de hacer aquello”.

La Hog Farm aún existe y se encuentra instalada en el Estado de California. Wavy Gravy mantiene dentro de ella una escuela de clowns.

- Una de las razones por las que incautaron a Pigasus de las manos de los Yippies fue que en la ciudad de Chicago existía una ley contra el maltrato a los animales. Pigasus pesaba 65 kilos.

- Abbie Hoffman tuvo una actividad política muy intensa en los años 60 y 70. En 1967 lideró la marcha al Pentágono contra la guerra de Vietnam, marcha que se inició desde las escalinatas del monumento a Lincol. Su imagen fue evocada en la película Forrest Gump. Es el personaje que le da el uso de la palabra a Forrest para que hable sobre la guerra, intervención que no escucha nadie porque un milico sabotea el equipo de sonido. Tal y como ocurrió en la realidad, se le representa con una camisa que figura una bandera, mezcla de la de Estados Unidos y de la de Vietnam. Fue autor de un libro polémico desde su título: “Roba este libro” que es un clásico de la literatura de la Contracultura. Intentó boicotear el festival de Woodstock denunciando a bandas como The Who de cobrar y beneficiarse mientras miles de adolescentes y jóvenes pasaban las de Caín en medio de la lluvia, el lodo y el hambre por la desorganización del mismo. Le dieron dinero para que se calmara, supuestamente iba a ser empleado a favor de la causa Yippie, pero finalmente se lo tiró todo. Murió a los 63 años (1989) víctima de sobredosis de medicamentos que usaba contra desordenes nerviosos.


- Jerry Rubin, fue otro de los líderes de una comunidad hippie más inclinada al activismo político que a la contemplación de los placeres. Es el ejemplo de prototipo de joven que se hace hippie porque puede vivir sin trabajar. Provenía de un hogar de clase adinerada y estudió en el extranjero con el heredado de sus padres. Dejó la universidad para dedicarse a organizar marchas contra la guerra de Vietnam. También publicó un libro clásico del movimiento underground, Do It! (Hazlo). A comienzos de la década de los años 80 abandonó sus ideales y se vistió de traje y corbata para dedicarse a los negocios formando parte del mundillo de Wall Street. Fue uno de los primeros en apostar por Steve Jobs y su empresa Apple Inc. Esto lo convirtió en una suerte de referencia utilizada por enemigos del  movimiento hippie que calificaban su filosofía con desdén pues decían que los hippies no querían cambiar nada ya que cuando papá los llamaba a cubrir la presidencia de la empresa ellos se olvidaban del amor y las flores y se convertían en nuevos explotadores de la clase trabajadora. En un capítulo de la serie Alf, popular en los 80’s, se le satiriza sin compasión. Murió millonario, víctima de un accidente de tránsito en 1994. Tenía 56 años.

Jerry Rubin y Abbie Hoffman en los 80's

- Una de las canciones que formaron parte del álbum The Beatles (conocido como “álbum blanco”) lanzado a la venta en noviembre de 1968, fue “Piggies” (cerditos), escrita por George Harrison. Es uno de los temas en que George afila su lado caustico para hacer una crítica social, A Lennon le agradó el tema porque estaba en la línea de lo que quería hacer por ese entonces, actividad política. John hizo los sonidos de cerdo que se escuchan a los largo de la canción y sobre todo al final. Se dice que la canción está inspirada en la novela de George Orwell “Rebelión en la granja”, en donde se satiriza a los dictadores con la figura de los chanchos (forma peruana de decir “cerdos”). El estilo musical de opereta encaja con la acidez de la letra.

- En agosto de 1969, pocos días antes de la inauguración del festival de Woodstock, la comunidad de la ciudad de Los Angeles se conmociona al conocer la noticia del asesinato múltiple de personajes de la alta sociedad por parte de una comunidad pro hippie liderada por Charles Manson. El común de estos actos fue que como mensajes crípticos dejaban pintadas en las paredes con la sangre de sus víctimas frases que aludían a canciones del álbum blanco de los Beatles, entre ellas al tema de George Harrison, Piggies. Los Beatles se mantuvieron al  margen de los hechos para evitar generar teorías absurdas que  no solo afecten la imagen de su trabajo sino e recuerdo de las víctimas. Paul McCartney (cuyo título de su canción Helter Skelter también fue pintarrajeada por los asesinos) fue el único que contestó una pregunta al respecto diciendo: “Eso es algo que no tiene nada que ver con nosotros”.

Charles Manson adujo que las canciones del álbum de los Beatles  contenían mensajes ocultos dirigidos a su persona a efecto que proceda como lo hizo.

- En 1977 Pink Floyd lanza al mercado su álbum “Animals” en que sobresale su canción doble: Pigs on the wing (algo así como cerdos alados) escrito por Roger Waters y David Gilmour. A diferencia de Piggies de Harrison es un tema no crítico pero que reflexiona sobre las relaciones humanas.


Soundtrack:
Piggies: The Beatles – 1968
Pigs on the wing (I y II): Pink Floyd – 1977
Concepto y notas:
MAX MARRUFFO S.