viernes, 12 de abril de 2013

NINO BRAVO (1944 - 1973)

Escucha mientras lees
Con mucho cariño para mi prima Elder Bravo S.


Cerca del mediodía del lunes 6 de abril de 1973, en una curva de la N-III, carretera que une a las ciudades españolas de Valencia y Madrid, en la localidad de Villarrubio, a bordo de su flamante BMW-S2008 encontraba trágico fin Luis Manuel Ferri Llopis, a quien de pequeño, en la casita signada con el número 31 de la calle Visitación del valenciano barrio de Sagunto, toda la familia llamaba por el sobrenombre de “Manolito” y que de adulto, en un espacio de tres años -entre 1970 y 1973-, con tan solo cinco álbumes de estudio, fue conocido en todo el mundo de habla hispana como el gran Nino Bravo.

A partir de su trágica -como prematura- desaparición que lo sorprendió en vertiginoso ascenso de su carrera, y no obstante que su repertorio ha sido siempre encasillado dentro del género de la canción romántica, Nino Bravo pasó a ser un cantante de culto, no tan solo por un puñado de 65 buenas canciones, sino también por su particular tono vocal que les dio un sello personal único y que a decir verdad, no ha existido cover que las haya igualado o superado

Son muchos los cantantes que aparecieron post Nino Bravo que grabaron discos tratando de seguir la senda de su voz, desde Juan Bau, Dany Daniel, Fernando de Maradiaga, Braulio, José Augusto, Elio Roca, Pecos Kambas a nuestro crédito nacional Jorge Baglieto (antes que se convirtiera en cantante de rock) (1).

Nacido en el pequeño pueblo agrícola de Ayelo de Malferit, Valencia, España, el  3 de agosto de 1944 (hoy contaría 69 años de edad), Nino Bravo fue el segundo de dos hermanos cuyos padres se esforzaban al máximo para lograr llegar al fin de mes sin que les falte lo necesario. Su padre, también de nombre Luis Manuel, era un agente de seguros que constantemente se veía obligado a viajar y de vez en cuando tener que cargar con toda la familia. Quizás, la forzada lejanía del padre y la mudanza constante hizo de Manolito un niño introvertido, tímido y algo tristón, lo que de cierta manera se reflejaría en los temas que elegía, su voz y el tono melancólico con el que interpretaba muchos de ellos. No deja de conmover el hecho que tres de sus más conocidos éxitos -“Un beso y una flor”, “Es el viento”, “Esa será mi casa”- hablan de partir, de la lejanía, de la añoranza, como presagiando que él también sería un ausente para los suyos: su  mujer y sus dos hijas (a la segunda no la llegó a conocer).

La calle -abandonó  la escuela antes de terminar la secundaria para trabajar-, su paso por el servicio militar y su propia condición de hombre del interior hizo que Nino, ya de adulto, fuera un sujeto que no andaba por las ramas ni decía las cosas en voz baja cuando algo no le gustaba al extremo de caer antipático para algunos que lo conocían o trataban. Defendía obstinadamente su posición cuando creía estar en lo correcto. Un ejemplo de ello es que en el corto período de su actividad artística, defendió su privacidad señalando que como cantante tenía un horario al igual que cualquier trabajador y que luego le correspondía gozar de su hogar sin intromisiones.


Manuel Ferri sirvió en la marina de Galicia
Jordi Sierra I Fabra, escritor y periodista español que lo conoció y entrevistó en sus primeros años, dijo que Nino Bravo podía parecer a simple vista -por su aspecto serio y por su llano hablar- un sujeto de pocas pulgas, pero tanto él como otros que lo conocieron pueden dar fe que se trataba de una bella persona y que lo único que buscaba era ser responsable en todo lo que hacía. Otro periodista quedó impresionado por el hecho que -muy a pesar de su carácter- parecía que Nino tenía muchas cosas que decir, tanto así que las palabras se le aglomeraban en la boca haciéndolo tartamudear sin poder concluir alguna ideas por la vehemencia con la que hablaba, lo que advertía falta de preparación en el tema de las entrevistas y declaraciones ante la prensa.

Si bien es cierto que lo corto de su actividad impidió tener una idea concreta y acabada de quién era Nino Bravo como artista, durante los escasos cuatro años que transcurrieron entre su primer disco y su encuentro con la muerte, quedaron suficientes indicios para calcular que se trataba de uno que, de haber tenido tiempo, iba a levantar polvareda, causar polémica o zurrarse en el sistema en cualquier momento. Nino Bravo desde el principio dejó en claro que antes que el nombre y de saber con quién había trabajado, lo que le importaba de un compositor era que le ofreciera buenos temas y que no se sujetaría a ninguno sino a  las buenas canciones (lo que explica la variedad de estilos que podemos encontrar en sus discos). Decía que el tener que afrontar giras o continuas presentaciones sólo era vital en la medida que estas reditúen, pues él quería ser famoso para vivir bien y eso era lo único que le importaba. Pensaba que las disqueras (fue artista del sello Fonogram - Polydor) tenía la obligación de apoyar con todo a un artista para convertir en éxitos las canciones que grababa. Nino quería un representante a tiempo completo pero a la vez no le gustaba que lo presionen y menos que se aprovecharan de él. Despidió a su segundo representante acusándolo de querer vivir a sus costas.

Manuel  Alejandro
Nino no ocultó su decepsión porque sus primeras canciones, de la autoría del célebre compositor Manuel Alejandro (autor también de muchas canciones que fueron éxitos en la voz de Rapahel) no hicieran despegar prontamente su carrera: “Como todos”, “Es el viento” y “No debo pensar en ti”, temas que, paradójicamente, no pueden dejar de mencionarse en una antología del desaparecido cantante. 

Comenzaba a manifestar fastidio ante las críticas que él consideraba sin fundamento o que no eran constructivas (2). Le enojaba -y se lo decía a la prensa- cuando lo comparaban con Raphael: Estoy convencido de no parecerme a Raphael. Ni actuando, ni en la voz, ni en nada” “El que me comparen con Raphael me perjudica y me molesta. No tenemos nada que ver uno con otro y eso puede comprobarlo cualquiera que oiga una canción mía. He elegido canciones de Armenteros (otro compositor que trabajó con el “Niño de Linares”) porque creo que es un compositor actual que está haciendo canciones que pegan como las de Fórmula V (banda española de los 60’s y 70’s). Armenteros no sólo compone para Raphael” “Él es él y yo soy yo” “Lo que yo hago en España lo hago solamente yo”.

Raphael
Y en esto, desde la perspectiva del tiempo, no podemos más que darle la razón. Sus canciones tenían letras más simples y pese a que los medios lo presentaban como un cantante de música romántica tenían más llegada con los más jóvenes. Ayudaba que no era demasiado afectado al cantar y que tal vez los compositores atinaron a darle canciones en las que primaba más la sensibilidad que el dramatismo.

Se consideraba un intérprete, quería ser un intérprete y no le molestaba serlo (3); a los que le exigían componer sus propias canciones -a efecto de mostrar su valía en el mundo de la música-  les respondía que no era un cantautor, aunque muchos de los músicos que lo acompañaban en sus presentaciones decían que componía mucho. De hecho, en su discografía oficial sólo grabo un tema de su autoría: “Vivir”, que inicialmente estaba dedicado a su esposa pero por razones comerciales alteró la letra. Gustaba de cantar buenos temas y decía que lo suyo era lo melódico, que si bien algunas de sus canciones decían algunas verdades, su vocación era más servir de distracción a la gente que con sus vidas y problemas ya tenían suficiente.

En este punto es bastante probable que Nino evitara el autobombo. Alguna vez pude leer un artículo en que se decía que Nino Bravo activaba en movimientos de izquierda; en los últimos años no me he encontrado con alguna lectura que reitere este dato, pero algunas canciones que interpretó bien podían haber sido adscritas en su momento a la canción protesta o comprometida que estuvo muy en boga a finales de los 60’s y comienzos de los 70’s en la España franquista: “Como todos”, “Mi tierra”, “Libre”, “Sin darte cuenta”, “Hoy soy feliz”. Además el decía que si lo suyo fuera escribir, en sus canciones “expresaría verdades como un puño”.

En cuanto a su estilo ya se ha dicho que él mismo se alineaba en lo melódico, pero lo cierto es que su corta discografía mostraba una variedad de estilos y ello bien pudo haber ocurrido así porque, atendiendo que él decidía qué canciones grababa, muchas veces en su decisión debió primar sus particulares gustos musicales (4). Se decía admirador de Tom Jones, de Engelbert Humperdinck, de John Rowless, de Charles Aznavour. En otro momento, él como su equipo artístico, califico su estilo como hispánico y luego como standartEn muchos de sus temas podemos apreciar ciertos rasgos de soul, de funk, y del music hall  de los 70’s.

El álbum negro: Primer LP  "Nino Bravo"
(Te Quiero, Te Quiero), 1970
Hoy, cronistas musicales de la época de Nino Bravo coinciden en señalar que para los meses cercanos a su muerte ya manifestaba cierto hartazgo, fastidio o decepción del negocio de la música. Él mismo se lo decía a los periodistas. Incluso comenzó a sentirse utilizado. En una entrevista mencionó que “cuando hay dinero por medio se pierden los buenos amigos, sólo se acercan a ti para ver qué pueden sacarte.

Al considerar que sus representantes no lo apoyaban como él hubiera querido, montó su propia empresa: Brani, nombre que proviene de las sílabas iniciales -invertidas- de su nombre artístico.

Al igual que a los Beatles, lo inspiró, sobre todo, el deseo de apoyar a nuevos artistas. Y en eso estaba cuando en abril de 1973 decidió acompañar a uno de sus representados -el dúo valenciano Humo- a grabar su primer disco en Madrid. Inicialmente había planificado el viaje por avión, incluso ya tenía comprado los pasajes, pero a última hora decidió hacer el viaje junto con sus pupilos en su nuevo auto (5).

Estado del BMW luego del fatal accidente
En una entrevista con ocasión de su matrimonio con María Amparo Martínez Gil en 1971, confesó off record que  había sufrido un accidente automovilístico pero que decidió no darlo a conocer porque no quería que la prensa se aprovechara para hacer de ello toda una novela. Al periodista, luego de la muerte de Nino Bravo, le surgió la duda de si con esa confesión Nino además estaba reconociendo que le gustaba manejar a gran velocidad.

Según las informaciones, el 16 de abril de 1973, el automóvil de Nino Bravo derrapó en una curva saliéndose de la carretera y dio varias vuelta de campana. Nino sufrió un severo traumatismo cráneo encefálico y traumatismo toráxico. Él y los demás heridos (uno de los componentes del dúo Humo también se encontraba muy grave) fueron auxiliados por otros conductores que pasaban por el lugar. Inicialmente Nino fue trasladado a un pequeño pueblo cercano -Taracón- ubicado a trece kilómetros del lugar de los hechos, en dicho pueblo recibió los primeros auxilios en un hospital regentado por monjas, luego fue conducido en ambulancia a la ciudad de Madrid, distante a unos 80 kilómetros. Poco antes de llegar al centro médico Francisco Franco, Nino dejó de existir.

Con su muerte se truncó una nueva gira por Latinoamérica, suelo del que había regresado a España convertido en toda una nueva estrella de la música. Los países de América del Sur que visitó desde sus primeros años fueron Venezuela, Colombia, Brasil, Argentina y Chile. Una vez le contó a un periodista que él nunca se imaginó que sus canciones hayan impactado a los suramericanos, tanto así, que haya tenido que hacer tres o más presentaciones en un solo día y en diversas locaciones. Ese cálido recibimiento que tuvo su trabajo en éste lado del continente americano y en México lo conmovió profundamente y se trazo el firme propósito de cantarle una canción que expresara su agradecimiento. Lo hizo con una composición de José Luis Armenteros y Pablo Herrero que para la fecha de su muerte había dejado ya grabada y que fue publicada junto con otras -que habían sido desechadas de sus discos anteriores- en el álbum póstumo de nombre “… Y Vol. 5” -año 1973-. La canción se llamó “América, América”, una de mis favoritas.

Segundo álbum: Nino Bravo (Puerta de Amor) 1971
Nino Bravo nos dejó hace cuarenta años; quienes escuchamos la noticia de su muerte al día siguiente que esta ocurrió (en una época sin INTERNET) nos parece increíble cuanta música ha debido sonar desde aquel entonces en nuestros oídos sin que nos haya hecho olvidar el trabajo de este valenciano obstinado, sanamente ambicioso, exigente con los demás y totalmente avocado a su carrera para dar lo mejor a su público que le supo corresponder, primero aquí y después en su país, como lo reconoció constantemente.

No cabe duda que su voz, esa que muchos quisieron pero no pudieron imitar, era fiel reflejo de su personalidad porque cantaba lo que realmente sentía y ello se percibe fácilmente. Sus canciones eran de otros pero él se las adueñó con su estilo único. Se haría justicia si en los créditos se le agregara como coautor de las mismas.

Nino Bravo quiso que se le reconozca como un cantante melódico, romántico, pero que se haya auto-etiquetado así no nos importó, me gustaron sus canciones en mi adolescencia y me siguen gustando hoy en día. No sucedió lo mismo con otros cantantes hispanos que hicieron de la música romántica un lugar para las historias de “trampas” “sacadas de vuelta” o infidelidades; de pavoneo de seductores trasnochados (castigadores les decía mi padre), de llorones que no le perdonaban una a la mujer pero que cantaban con gracia y salero sus fechorías contra ellas.

Su recuerdo a lo largo de todo este tiempo no se ha extinguido. La muerte no está dada por la desaparición física sino por el olvido. Nino Bravo, con lo poco que la vida le permitió hacer se aseguró un puesto en el top ten de nuestra memoria. De hecho para sus millones de fans nunca partió lejos de aquí.



Referencias:

(1) Una anécdota que Nino solía contar en sus entrevistas era que en una de sus visitas a Bogotá - Colombia, fue denunciado por un sujeto que aseguraba haber viajado a España y haber dejado grabada la canción “Te Quiero, Te Quiero” (el tema que hizo despegar la carrera del valenciano y que es uno de los más importantes de su discografía) y que él se había apoderó de dicha grabación e insertado en su primer álbum diciendo que era su voz.

La denuncia en efecto fue interpuesta, pero el sujeto finalmente no la prosiguió. Nino en broma comentaba que quizá tuvo temor que el magistrado para decidir los obligara a cantar a ambos.

(2) La crítica no fue benévola con él y su primer álbum: Nino Bravo -año 1970- (que luego fue reeditado con el nombre de “Te Quiero, Te Quiero”). Este contenía sus primeros singles como “Tú cambiarás”, “Como todos”, “No debo pensar en ti”, “Esa será mi casa”,  “Te quiero, te quiero”, “Es el viento”, “Mi querida mama” entre otras.

El diario La Vanguardia lamentaba que Nino Bravo “no haya sabido dar con un repertorio que ponga en evidencia la verdad de sus virtudes interpretativas… Es el mismo tipo de repertorio de siempre, cancioncillas "de Benidorm" (de festival [n.e.]) por dar un indicativo, con el que ni Nino Bravo ni el lucero del alba sería capaz de producir un impacto verdadero en la masa consumidora a nivel internacional. Lástima, una vez más".

Sin embargo, la historia demostró que, aún cuando sea cierto que las letras de las canciones resultaban demasiado simples, en dicha simpleza y la convicción con la que Nino Bravo las interpretaba radicaba su calidad. Y estos dos elementos, simpleza y calidad vocal lo distinguieron respecto de otros artistas hispanos de su época.

(3) Él o la intérprete cantan temas de otro, dándole su sello personal. Un mismo tema puede ser interpretado de distinto modo por varios intérpretes y dicho tema puede ganar o perder atractivo según lo bueno o malo que resulte la interpretación.

(4) Para su segundo álbum: Nino Bravo -año 1971- la crítica volvió a atacarlo por el repertorio elegido. Consideraba que las canciones carecían de ligazón en cuanto a la temática y la instrumentación.

Como hemos señalado, Nino Bravo desde el principio de su carrera dejó sentado que no  sería cantante de un solo compositor, que la decisión de grabar un determinado tema pasaba por la calidad de éste y no de quién lo había compuesto. El resultado obvio fue la variedad de estilos en un solo disco, estilos que coincidían con el de sus artistas favoritos.

(5) Nino Bravo dijo alguna vez que entre las pocas cosas que le causaba temor estaba el hecho de viajar en avión.


Notas:

- Los cambios de domicilio por parte de la familia motivó que manolito y su hermano muden de escuela constantemente. Estudiaron la primaria hasta en tres colegios: de los Frailes Franciscanos, de los Hermanos Maristas, y de los Salesianos.

Dejó la secundaria cuando cursaba el cuarto año y comenzó a  trabajar con un maestro joyero quien le enseñó el arte de pulir diamantes.

- En 1961 Manolo Ferri formó un trió de nombre “Los Hispánicos” que supuso su entrada al mundo de la música. Esta aventura duro solo tres años. Sus compañeros prefirieron dedicarse a trabajar en labores convencionales. Ferri, sin embargo, quería seguir intentando suerte. En 1964 ingresó como vocalista a un conjunto donde el bajista era un amigo de su infancia: Vicente López. La agrupación se llamaba “Los Superson”. Esta banda se convertiría más adelante en la banda estable de Nino Bravo en sus presentaciones en vivo.

Trió "Los Hispánicos", Manolo Ferri (Nino Bravo) al centro
- En 1966 Manolo Ferri fue llamado a cumplir el servicio militar por dos años, lo que significó alejarse del grupo. Cuando regresa sus compañeros de banda lo estaban esperando. Vicente López le presenta a un locutor de radio, Miguel Siuran, quien convence a Ferri para representarlo como solista.

Según la historia, es Miguel Siuran el que inventa el nombre de Nino Bravo, teniendo en cuenta su fuerte tono vocal y su aspecto de pocos amigos (tenía un peso alrededor de 75 kilogramos, y una estatura de 1.74 m).

Manolo Ferri (Nino Bravo) y Los Supersons
- Ya con un nombre artístico es ofrecido a la RCA Discos que lo rechaza sin haber oído siquiera su demo. Siuran intentó con el sello Fonogram - Polydor. El día que fue citado Nino Bravo para su audición acude con Los Superson. Fonogram - Polydor decide contratar a Nino Bravo.

La primera presentación oficial de Luis Manuel Ferri Llopiz como Nino Bravo y como cantante fichado para la Fonogram-Polydor fue el día 16 de marzo de 1969 en un teatro de la Ciudad de Valencia con un éxito arrollador.

- El año 1969 solo fueron lanzados sencillos de Nino Bravo. El primero con dos canciones de Manuel Alejandro: “Como todos” y “Es el viento” que no tuvo gran acogida, aunque después se convirtieron en dos de sus grandes temas.

Sencillo de "Te Quiero, Te Quiero"
En 1970 grabó el “Te Quiero, Te Quiero” de Augusto Algueró, canción que lo catapultó al estrellato, sobre todo en Latinoamérica. El lado B del sencillo fue “Esa será mi casa”.

“Te Quiero, Te Quiero” fue una canción que inicialmente iba a ser tema de una película en la voz de Lola Flores pero quedó descartada. Luego del éxito que obtuvo con Nino Bravo fue grabada por Raphael y Carmen Sevilla.

- En aquella época Nino Bravo visita una disco de la ciudad de Valencia de nombre “Victor’s” y conoce allí a María Amparo Esther Martinez Gil, de origen marroquí, de quien se enamoró a primera vista. Según la leyenda, en una cita Nino Bravo le regaló a María  Amparo una copia del sencillo “Te quiero, Te Quiero” en cuya etiqueta había escrito “Un regalo con amor y propuesta de matrimonio ¿Sí o no?”. Contrajeron matrimonio el año 1971. Ella apenas había cumplido los 18 años de edad.

Tras la muerte de Nino Bravo, María Amparo decidió retirarse de la vida pública y cambió de domicilio sucesivamente para no ser ubicada por la prensa, sin embargo, a donde iba le llegaba abundante correspondencia de fans  de todas partes del mundo. Pocos años después de quedar viuda abrió una tienda de ropa para niños.

De todas las canciones sus favoritas son: “Vivir”, “Te quiero, Te Quiero” y “Cartas Amarillas”.

No volvió a casarse.

- Nino Bravo y María Amparo Esther Martinez Gil tuvieron dos hijas: Amparo y Eva María. Nino no llegó  a conocer a la última quien nació siete meses después de su muerte (noviembre de 1973).
Sus dos hijas y dos de los nietos de Nino Bravo son quienes asisten a todo homenaje que se le hace en los últimos años.

María  Amparo, Amparo (Nana) y Nino Bravo
- El despegue artístico de Nino Bravo se debió tanto al lanzamiento del disco “Te Quiero, Te Quiero” como a su aparición en un concurso de televisión, Pasaporte a Dublín, en donde se escogería al representante español para el Festival Musical de Eurovisión. La calidad vocal de Nino brilló cada día en que participó en el concurso de tal manera que, aún cuando no obtuvo el primer lugar, ya se había hecho un lugar en el gusto del público.

Durante los tres años de trabajo discográfico, con el propósito de acrecentar su fama, Nino Bravo participó en varios festivales de la canción, tanto en Europa como en América del Sur, en los que no siempre tuvo el respaldo de los miembros del jurado.

- Durante sus presentaciones en vivo Nino Bravo solía llevar colgado al cuello un enorme colmillo que le fuera traído de África por un amigo, como adorno y no como superstición, como siempre lo aclaró.

- Su primer álbum “Nino Bravo” que después fue retitulado como “Te Quiero, Te Quiero” del año 1970, fue conocido como el “álbum negro” y muestra una fotografía de una de las primeras presentaciones de Nino Bravo en Madrid.

El segundo álbum se tituló nuevamente “Nino Bravo” -año 1971- con una presentación a doble tapa y con una fotografía de él cantando en blanco y negro. Formaban parte de este disco: “Puerta de amor”, “Elizabeth” una canción de Manuel de la Calva y Ramón Arcuza (El Dúo Dinámico), “Por culpa tuya”, “Hoy soy feliz” entre otras.

Cuando este álbum salió a la venta en disco compacto cambió de nombre por “Puerta de Amor”.


En su tercer álbum: “Nino Bravo - Un Beso y Una Flor” -año 1972-  donde se incluían temas como “Un beso y una flor”, “Noelia”, “Cartas amarillas”, “Mi gran amor”, “Para qué seguir”, “Contigo soy feliz” entre otras de sus clásicas, habían covers de canciones anglosajonas como: “La niña es ya mujer” de Gary Puckett & The Union, cuyo título original era “These girl is a woman now”; “Para darte mi corazón” cuyo título en inglés era “Look around” de Francis Lai, tema de la película Love Story; y, “Por fin mi amor” de The New Seekers cuyo título era “All right my love”. Este álbum además de ser el más exitoso, tuvo como portada la foto más conocida del cantante.

José Luis Armenteros y Pablo Herrero compositores de “Un beso y una flor” dijeron que es una canción para los inmigrantes.

En un primer momento se especuló que la canción “Noelia” había sido compuesta pensando en una reina de belleza del mismo nombre. En realidad se refería a Noelia Alfonso, la novia de Augusto Algueró.

Peter Flechter
El último álbum grabado y publicado en vida por Nino Bravo se tituló “Mi Tierra” -cuarto de su discografía, año 1972-, disco en el que resaltaba “Libre” una composición de Pablo Herrero y José Luis Armenteros que trata sobre la muerte de Peter Fechter, el primer berlinés de la zona de Alemania Oriental que fue muerto a tiros por tratar de cruzar el Muro de Berlín en 1962. Este tema causó cierto escozor en la administración de la dictadura de Francisco Franco.

El álbum “Nino Bravo…Y Vol. V” -quinto de su discografía, año 1973- reunió temas que no aparecieron en discos anteriores y finalmente a manera de relleno un mix de sus primeras canciones. Este quinto disco se inicia con la canción “América, América” canción cuyo corte final no le agradó del todo a Nino Bravo quien tenía planeado volverla a grabar. También formaba parte de él la canción “Vivir” que fue una canción escrita por Nino Bravo para su esposa, pero que finalmente se modificó para convertirla en un canto a la vida.

Si se escucha detenidamente los coros en “América, América” se percibe el acento inglés de las coristas. Esto se debe a que la orquestación del tema fue grabada en Londres.

Tras el enorme éxito de “América, América”, en 1995 el álbum cambia su nombre de “…Y Vol. 5” por el de la canción.


Cuarto álbum Mi Tierra (1972)
Álbum póstumo (quinto de su discografía) "...Y Vol. 5" - 1973-  que en 1995 cambio de
nombre por "América, América"
- El 4 de marzo de 1973 se dio la última presentación en directo de Nino Bravo. Fue en su Valencia natal en donde, a manera de despedida, cantó el himno de esa región.

En todos los años de su carrera jamás dejó Valencia a pesar que había comprado una casa en Madrid.





Imáhenes de la última presentación en público de Nino Bravo, Festival El Parador, Marzo de 1973, Valencia
- La canción “La Estrella de David” que se hiciera popular en la voz de Juan Bau, fue escrita originalmente para Nino Bravo.

- El año 2003 se publicaron dos temas que Nino Bravo grabó pero que fueron archivados: “Te amaré” y “Quién eres tú”, dándoles una nueva producción musical. El año 2005 se dio a conocer “Sin darte cuenta” que dejó  como maqueta.

El archivo musical original de Nino Bravo ha quedado deteriorado por el paso del tiempo y por la negligencia de los propietarios de las cintas; por un defectuoso cambio de soporte y tecnología y por haberlas utilizado en diversas remasterizaciones y reproducciones que afectaron la voz y la instrumentación.

El año 2009 se estrenó Nino Bravo - El Musical, espectáculo con cantantes en escena y en pantalla de las presentaciones de Nino Bravo

Discografía:

Te quiero, te quiero (1970)

Temas incluidos: Tú cambiarás / Como todos / Vuelvo a estar sin ti / No debo pensar en ti / Nuestro hogar será el mundo / Esa será mi casa / Voy buscando / Te quiero, te quiero / En libertad / Es el viento / Mi querida mama / Aquel atardecer.

Nino Bravo (1971)

Temas incluidos: Puerta de amor / El tren se va / El adiós / Ni el viento ni el tiempo / Por culpa tuya / Mis noches sin ti / Elizabeth / Amanecer / Flor de invernadero / Perdona / Ese hombre / Hoy soy feliz

Un beso y una flor (1972)

Temas incluidos: Un beso y una flor / Para darte mi corazón / Arena de otoño / Por fin mi amor / Para qué seguir / Noelia / Por fin mañana / Cartas amarillas / La niña es ya mujer / Mi gran amor / Contigo soy feliz / Yo te quiero dar

Mi tierra (1972)

Temas incluidos: Mi tierra / Vete / Volver a empezar / Eres todo cuanto quiero / El amor / Señora, señora / Libre / Por qué / Gracias a ti / Hoy te quiero ofrecer / Carolina / Te acuerdas, María

..... Y Vol. 5 (1973)

 Temas incluidos: América, América / Vuelve / Mi mundo está vacío / Laura / Pintaré tu color / Yo no sé por qué esta melodía / Cantaré / Aquel amor / Mona Lisa / Vivir / Potpourri: a) Te quiero te quiero, b) Puerta de amor, c) Noelia, d) Un beso y una flor, e) Te quiero te quiero

Un libro quedará abierto, una carta sin escribir,
De un árbol caerá una hoja y yo me alejaré de ti,
Allí quedará mi silla,
Sin que nadie se siente en ella,
Allí quedará mi amor,
Entre las paredes viejas,
Esa será mi casa cuando me vaya yo,
Esa será mi casa cuando te diga adiós…
-Esa será mi casa, Nino Bravo-

Soundtrack:
Te Amaré: Nino Bravo (Grabado en 1969 - Publicado en 2003);
Quién eres tú: Nino Bravo (Grabado en 1969 - Publicado en 2003);
MEZCLA I: Es el viento / Como todos / Para darte mi corazón / Para qué seguir / Por culpa tuya - Nino Bravo;
MEZCLA II: Mi gran amor / Por fin mi amor / Hoy soy feliz / Contigo soy feliz / Vivir: Nino Bravo;
MEZCLA III: Te Quiero, Te Quiero / Puerta de Amor / Esa será mi casa / Mi Tierra / América, América - Nino Bravo;
MEZCLA IV: Voy buscando / Tú cambiarás / No debo pensar en ti / Nuestro hogar será el mundo / Sin darte cuenta -  Nino Bravo.

video
Ultima aparición en Radio Televisión Española, febrero 1973. "Un beso y una flor"

Texto, notas y mezclas musicales:
MAX MARRUFFO S.