martes, 28 de febrero de 2012

CENTENARIO DE UNIVERSAL PICTURES (1912 - 2012)

video

Nueva presentación de Universal para su centenario

El desarrollo del cine como industria se posibilitó gracias a un empeñoso empresario: Carl Laemmle, cuyo mayor mérito fue derrotar en los tribunales de justicia a Thomas A. Edison, quien como Presidente de la Motion Pictures Patents Company, ejercía un monopolio sobre la producción y desarrollo de películas.

George Eastman (Kodak) y Thomas A. Edison
En la década de 1890 Edison se atribuyó la mayoría de las patentes de creación de cámaras cinematográficas y accesorios y esto le dio derecho de exigir a quien quisiera hacer cine utilizar únicamente sus cámaras y cintas. En aquel entonces, la filmación de películas se desarrollaba dentro de un ambiente de competencia abierta. Todavía no se había establecido como centro de operaciones de las empresas cinematográficas a Hollywood en el Estado de California. Muchas de las empresas tenían sus estudios en la costa este (Nueva York).

El sistema de licencias de Edison persiguió ferozmente a todo aquel que no cumpliera las condiciones de trabajo que éste imponía, lo que motivó una caída en la producción de películas estadounidenses en la primera década del siglo XX. No solo eran afectados quienes filmaban sino también las empresas que vendían cintas de filmación (entre ellas Kodak). A efectos de no seguir viéndose perjudicados se asociaron a Edisón a través de la Motion Pictures Patents Company con sede en Nueva York. Así, Edison y sus asociados ejercieron un control sobre la producción de películas imponiendo el pago de licencias de funcionamiento de estudios cinematográficos, la compra de cámaras y cintas, pago de tasas por cada pedazo de cinta filmada, etc. Uno de los objetivos del acuerdo de formación de la MPPC era convertir en informales a quienes no se sometían al monopolio, hecho que originó el germen del hoy llamado cine independiente. También se tuvo la intención de bloquear el cine venido de Europa.

Carl Laemmle (1867 - 1939)
Carl Laemmle, como todos los grandes magnates de los estudios cinematográficos, no era americano de origen. Nacido en el seno de una familia pobre de Laupheim -  Würtenberg, Alemania en 1867, era el décimo de trece hermanos, quien a los diecisiete años escapó al nuevo continente, donde laboró barriendo pisos de bares de mala muerte, limpiando botellas, haciendo recados, como peón de granja y de asistente de contabilidad. En 1906 ingresa al negocio de la cinematografía cuando en Chicago consiguió empleo como administrador de un nickelodeon, una suerte de cine de barrio, lo que le permitió conocer el tema de la distribución de películas. Rápidamente, en 1909 ya tenía la Laemle Film Service, una empresa de distribución que se convirtió en la más grande de los Estados Unidos. Poco después Laemmle se dedicó también a hacer películas creando la Yankee Film Company y se opuso a las condiciones exigidas por Edison. Una de las primeras formas en las que se enfrentó al monopolio de la MPPC fue vendiendo a crédito sus películas a los exhibidores, cosa que Edison y compañía lo hacían al contado.

Cuenta la historia que Motion Pictures Patents Company no solo recurría a acciones judiciales en contra de los informales o independientes reacios, sino también, a matones apoyados por la policía que entraban a los estudios de filmación y salas de proyección a romper y destrozar las cámaras, las cintas y los establecimientos. Estos matones se trasladaban a cualquier parte de los Estados Unidos donde les habían dateado de la existencia de un informal. Para librarse de la persecución o en todo caso para que ésta le salga demasiado onerosa a la MPPC, los estudios independientes comenzaron a trasladarse a la zona de frontera con México o a Hollywood.

Edison (al centro con gorra de vicera) y sus socios de la MPPC
En 1910 Laemmle y otros cineastas independientes forman la Independent Motion Picture Company of America (IMP) para enfrentar a la Motion Pictures Patents Company. IMP se aprovechó de la disidencia de la empresa Kodak a la MPPC. Kodak había obtenido una victoria en los tribunales de justicia que le permitió vender sus cintas a cualquier productor. Luego, todos los asociados a la IMP se trasladan en bloque a California para someter a la jurisdicción de los órganos de justicia de ese estado, cualquier litigio que MPPC les instaure. Laemmle y aliados sabían que eso tribunales eran estrictos aplicando la ley contra los monopolios.

En efecto, en 1912, la Corte del Noveno Circuito de Apelaciones de California, con sede en San Francisco dejó sentada la posición que no permitiría la aplicación de las condiciones de patente de Edison y la MPPC. Posteriormente la MPPC obtiene otro revés cuando, en 1915, el Tribunal Federal declaró que la MPPC había llevado hasta el extremo su política de patentes afectando la industria y restringiendo el comercio, lo que contravenía la Ley Sherman.

video
Intro de Universal (1927)

Obtenida la Victoria ante los tribunales, Carl Laemmle se asocia con otras empresas cinematográficas pequeñas de las tantas existentes y el mismo año de 1912 funda la UNIVERSAL FILM MANUFACTURING COMPANY - UNIVERSAL PICTURES de la cual pasó a ser su Presidente.

Todos aquellos años constituyeron el período de formación de los grandes estudios o compañías cinematográficas que alumbraron la llamada, posteriormente, Edad de Oro del cine de Hollywood. Estas, en el mundo de los negocios se dividían en Majors  y Minors, dependiendo de su estructura organizativa. Para ser considerada una Major se debía contar con una línea de producción, distribución y exhibición. Cabe señalar que, desde el primer momento en que la producción de películas se liberó del monopolio de Edison, el cine fue visto por los empresarios no como un medio de manifestación de arte sino de negocio, por lo que, organizaron sus actividades (la producción de películas) tal y como fueron organizadas la industria del automóvil, la textil, la manufacturera y demás. El arte tenía cabida pero por sobre todo estaba el afán de ganar dinero, afán que no solo era el perseguido por los dueños de los estudios, sino también, por las estrellas de cine (de aquí surge el Studio System [Sistema de Estudios] y el Star System [Sistema de Estrellas]).

video

Intro de la década de los 30's

Formaron parte de la liga mayor: Metro-Goldwin Mayer, Paramount Picture, Fox y Warner Bros.

UNIVERSAL no contaba con salas de exhibición. En aquel entonces los estudios construían o compraban salas de exhibición a efecto de proyectar sus películas. Una de las compañías cinematográficas que poseía una enorme cantidad de salas fue la Paramount Pictures con alrededor de doscientas antes de la década de los 30 del siglo pasado. Cuando una sala no pertenecía al estudio, a efecto de poder proyectar las películas de éste, el dueño se debía someter a las caprichosas condiciones que aquella le imponía, tales como comprar películas en paquetes, esto es, grandes producciones como cintas de bajo presupuesto sin pretensiones de ser éxito. Incluso les obligaba a comprar cintas que aún no estaban siendo filmadas.

Contar con salas de exhibición constituía una gran ventaja puesto que era el elemento que permitía el retorno directo del dinero invertido a través del pago del precio de las entradas. Basta imaginar el beneficio que reportaba una película éxito de taquilla. Siendo una industria, cada una de las compañías luchaba por tener la hegemonía del negocio, lo que le permitía contar con los mejores empleados: directores, productores, guionistas, actores, etc.

Por ello UNIVERSAL se ubicó entre las Minors, encabezando el grupo conformado también por Columbia y la United Artists.

video

Intro utilizado desde inicios de los 40's

Los estudios UNIVERSAL se ubicaron en la parte norte de las Colinas de Hollywood, en San Fernando Valley, donde estaba ubicado un rancho llamado “Rancho Taylor”, de aproximadamente diez mil metros cuadrados. Fueron inaugurados el año 1915 con el nombre de UNIVERSAL CITY. Fueron los primeros estudios en asentarse en Hollywood. Colindó luego con los estudios de la Warner. En un momento llegó a albergar una pequeña granja cuyos productos podían ser adquiridos por los empleados del estudio con descuentos especiales.

Carl Laemmle no manejó rigurosamente bien los destinos de la compañía, cayendo en el nepotismo al contratar a casi toda su parentela, incluido el nombrar en 1929 como director general de producción a su hijo Carl Laemmle Jr. considerado por la industria como un incompetente. Las malas decisiones posibilitaron una crisis económica y la pérdida de actores y actrices de talento, como de directores y productores que llevó a la familia Laemmle a perder la propiedad de Universal en 1936.


video

Intro para cartoons (década de los 20's)

Entre los más prestigiosos empleados de UNIVERSAL se encontraba Irving Thalberg un joven de gran capacidad creativa que de su puesto de secretario personal pasó a ser director general de la compañía a los 20 años de edad, siendo considerado el más grande productor de la Edad de Oro de Hollywood. Su talento permitió a la UNIVERSAL contar entre sus películas famosas El Jorobado de Notre Dame de 1923. Lamentablemente Thalberg fue ganado para los estudios Metro - Goldwin - Mayer, cumpliendo la función de Jefe de Producción. También Joseph Pasternak productor de musicales que muchas veces salvaron financieramente al estudio.

Sin embargo, cabe reconocer, que bajo la dirección de Carl Laemmle, Universal obtuvo sus primeros Oscar’s con El Rey de Jazz (primera película filmada a color) y Sin novedad en el Frente, ambas de 1930.

video

Extracto de la película El Jorobado de Notre Dame (1923)

UNIVERSAL se dedicó a la producción de películas de corto metraje (two reelers) y de bajo presupuesto (conocidas con el nombre de películas clase B), entre los cuales abundaban películas de terror, de aventura exóticas, comedias (como por ejemplo las protagonizadas por Abbott y Costello), del viejo oeste y musicales. En medio de estas rodaba películas de gran presupuesto (clase A) con el propósito de mantener un prestigio, no obstante, el dinero invertido, era siempre menor a lo que ponían los estudios Majors. La política de la compañía consistió en obtener ganancias según lo invertido, no en dar golpes de taquilla.

Esa política llevó a que UNIVERSAL abra las puertas de sus estudios a los productores independientes, esto es, gente que buscaba el financiamiento de sus películas por parte de terceros, cuyo negocio era obtener réditos del capital invertido. En el cine independiente, la película no era un producto salido de la línea de producción de un estudio cinematográfico que con su dinero pagaba a los directores, guionistas, productores, actores, maquilladores, etc. La película le pertenece a sus productores, no al estudio. Este sólo se encarga de -en algunos casos- facilitar sus instalaciones, la distribución, publicidad y venta, obteniendo por ello una ganancia, además del prestigio de haber participado en la creación de una obra exitosa.

video

Intro de Universal - International (finales de los 40's)

En 1946, UNIVERSAL se asocia con International Pictures fundada por Willian Goetz, pasando a ser UNIVERSAL - INTERNATIONAL PICTURES. La intención de esta fusión fue elevar la categoría de los estudios, sin embargo, la tradición por cine de segunda pesaba mucho en el seno de la compañía.

A pesar de ello, esta fue la época donde llegaron grandes estrellas de la Era Dorada del Cine, tales como James Stewart, Lana Turner, Cary Grant.

video

Trailer de la película ganadora del Oscar "Sin novedad en el frente" (1930)

En 1952 se rompe la sociedad con la International Pictures y los estudios UNIVERSAL son comprados por el sello discográfico Decca records. En ese entonces, UNIVERSAL había llegado a adquirir una respetable cantidad de salas de exhibición, pero a finales de la década tuvo que desprenderse de ellas para salvar una nueva crisis económica.

En 1962, otro sello discográfico adquiere los estudios, la MCA Records, pasando a denominarse MCA/UNIVERSAL. A través de la nueva administración, gran parte de las áreas del terreno de UNIVERSAL CITY es alquilada a sets de televisión, lo que poco a poco introdujo a los estudios al mundo de la pantalla chica. UNIVERSAL se especializó en películas para la televisión con enorme éxito.

video

Intro utilizado en Universal - MCM (década de los 70's)

En la década de los 70’s, los estudios producen películas para cine de enorme popularidad como Aeropuerto (1970), El Golpe (1973), American Graffiti (1973), Tiburón (1975).

En los 80’s se anota otros éxitos como E.T. (el Extraterrestre) (1982), Volver al Futuro (1985).

video

Trailer de American Graffiti (1973)

  video

Trailer película Tiburon (1975)

video

Trailer de la película Frankensein (1931) con Boris Karloff. Universal apostó mucho
por este tipo de películas

Posteriormente, luego de ser adquirida por la organización japonesa Matsushita Electric pasa a ser propiedad de Seagram, la empresa canadiense de licores, quien a su vez la transfiere al grupo Vivendi, cambiando nuevamente de nombre por VIVENDI UNIVERSAL.

A finales de los 90’s la General Electric adquiere la mayoría del accionariado y forma la NBC UNIVERSAL potenciando aún más la producción para la televisión.

video

Uno de los últimos logos de Universal Pictures

Finalmente, en enero de 2011, la mega empresa de televisión por cable, COMCAST COMPANY compró las acciones de General Electric en NBC UNIVERSAL.

UNIVERSAL aún mantiene la propiedad de los terrenos de UNIVERSAL CITY, que cuenta con el famoso parque temático: ESTUDIOS UNIVERSAL HOLLYWOOD, el cual fue afectado con un incendio en el 2008 que desapareció viejos escenarios como el Motel Bates de la película Psicosis de Alfred Hitchcock  y la plaza que aparece en Volver al Futuro.

video

Logo final de película (1931)

MAX MARRUFFO S.

(Post reeditado el 12 - 12 - 13)

lunes, 13 de febrero de 2012

LUIS ALBERTO "EL FLACO" SPINETTA Y LA AURORA DEL ROCK ARGENTINO

 Escucha mientras lees.

Luis Alberto Spinetta
1950 - 2012
De adolescente. 1976. Golpe de estado en Argentina. Los milicos mandan a su casa a Isabel Martínez de Perón. Los peruanos, desde 1968, sabíamos de qué se trataba todo eso.

Revista Pelo (1969-1986)
En el colegio. 1979. Armando Q., un chico de trece años, rockero empedernido, fumador de cigarros chistosos y compañero de aula comparte conmigo un pequeño tesoro: viejas publicaciones de la revista Pelo de inicios de los 70’s.

-¿Y esto?- le pregunto.

-Aquí están los grupos de rock argentinos que escucho en mi barrio (unidad vecinal de Mirones - Lima)- me contesta Armando.

Almendra, Arco iris, Vox Dei, Papos Blues, Aquelarre, La Pesada de Billy Bond, León Gieco, Barock, el Acusticaso… Me resultó un tanto extraña toda esa información. Yo crecí oyendo las canciones de Palito Ortega, Leonardo Favio, Leo Dan.

Después, en mi casa, ya de universitario. Comienzos de los 80’s. Doble 9, la radio rock en Lima, un par de veces a la semana, de noche, muy noche, había que trasnochar, pasaban rock argentino: La Torre, Serú Girán, Raúl Porcheto y su disco Reyna Madre

Más adelante, segunda mitad de los 80’s. Invasión musical del rock argentino en mi país. Desplazó a todo en el gusto juvenil. No quedó baladista en pie. Aunque no todo lo que vino fue lo mejor. Charly fue adorado como un dios.

Los Beatniks iniciaron una
tendencia con su disco
"Rebelde" (1966)
El desarrollo del rock argentino comenzó a mediados de los 60’s. En su proceso de síntesis se apartó del repertorio con sentido comercial (esto es, de lo que aquí se dio a conocer como nueva ola). Coincidió con un panorama político difícil en donde los militares argentinos habían tomado el poder una vez más (régimen de Onganía 1966-1970). Se inspiró en los ideales del Verano del Amor surgidos en la costa oeste de los Estados Unidos (1965 - 1967). Los jóvenes bonaerenses adoptaron su estética y forma de vida formando comunas al igual que sus colegas hippies, pero la realidad y los conflictos sociales típicos de un país sudamericano de postrimerías del siglo XX forjaron su propia identidad en cuanto a la música.

La clave de su importancia, trascendencia y posterior éxito internacional estuvo siempre en las letras de sus canciones. Los rockeros argentinos no fueron los primeros en cantar y componer en castellano, pero, sin duda, fueron los primeros en utilizar mejor el idioma. Así, los trabajos de los grupos fundacionales fueron más un medio de cohesión y resistencia que de esparcimiento y diversión.

Se dice que la canción que dio inicio
al rock argentino fue
"La Balsa" de Los Gatos (1967)
Es en ese ambiente que aparece Luis Alberto Spinetta quien junto a Edelmiro Molinari (otro pilar del rock porteño), Emilio del Guercio y Rodolfo García formó, en el año 1967, la banda Almendra, considerada junto a Manal, Arco Iris y la Hermandad de la Flor de la Luz Solar como la piedra angular del rock argentino.

El Flaco, como cariñosamente fue bautizado por sus seguidores, tenía formación literaria influenciada por la obra de Rimbaud y Artaud. Con sus compañeros de banda, en una época en que podía parecer una locura, pactan hacer sólo música en castellano y darle a sus letras un contenido social. Si bien a los Beatniks (uno de los primeros grupos musicales de rock & roll de la Argentina) se debe el inicio de una tendencia de mezclar letras en castellano con mensaje: la canción Rebelde; y a los Gatos (sobre todo a Lito Nebia, líder de la banda) el haber lanzado la primera canción con cierto contenido social: La Balsa; a Spinetta se le puede atribuir el haber sentado las bases de la lírica del rock porteño caracterizado por una estructura poética. Al rock argentino se le puede identificar por esto.

Molinari, Del Guercio, Spinetta y García:
Almendra (1967-1970).
Almendra grabó su primer disco (homónimo) en 1969 y el éxito alcanzado no solo demostró que Spinetta y compañía hicieron artísticamente lo correcto, sino también, que la fórmula tenía llegada a los jóvenes.

Spinetta y Almendra fueron el inicio de un largo recorrido de lo que vendría a ser llamado rock argentino (o rock nacional como lo denominan allá). Un camino lleno de dificultades, sobre todo en la segunda mitad de los 70’s en la que regía, para variar, una nueva dictadura militar (tal vez la más terrible), con músicos perseguidos y canciones censuradas por esta. Si bien los temas podían ser una oda al amor, a la libertad sexual, a la amistad y vida en comunidad, al cariño por la tierra natal, también eran cantos contra la opresión y la tiranía, un grito para mantener despierta la conciencia. En aquellos años cantantes y bandas se las ingeniaron para transmitir sus arengas contra el régimen a través de letras con doble sentido o críptic0.

En los 80’s, dos acontecimientos sirven de detonantes para su masificación en su propio país y para que se difunda más allá de sus  fronteras. La guerra de la Malvinas (1982) y la vuelta a la democracia (1983).
Genocida Videla
Durante la dictadura militar de Videla y compañía, eran pocas las radios que lo difundían, por ello tuvo un carácter underground. Con el estallido de la guerra, -ya en el régimen de Galtieri- se prohibió la música en inglés, por lo que a los programadores de radio no les quedó otra cosa que recurrir a él.

En el régimen de Raúl Alfonsín, además de una mayor apertura y difusión del género en los medios, también se dio el retorno de los músicos que partieron al exilio forzado o voluntario. Habían adquirido mayor grado de profesionalismo.

Luis Alberto Spinetta en todo ese tiempo contribuyó, sin dejar de vivir en su país, al fortalecimiento de la movida a través de otras bandas míticas: Pescado Rabioso e Invisible. Fue el centinela que, junto a otros héroes del rock argentino, veló inamovible en su trinchera de amor y música por los ideales en los que su generación y él creían.

En las postrimerías de su andar por este mundo a Spinetta le preocupaba mucho qué estaba pasando con la música. Sin medias tintas abominaba el mercantilismo de la industria y la debilidad de los músicos de hoy por alcanzar el éxito y la riqueza así tengan que tocar porquerías.

Sólo quien se encuentre a su altura puede decir las cosas sin temor y sin falsa “diplomacia” o “cortesía”.

Este ha querido ser un pequeño homenaje a un poeta y músico que no gozó de mayor cobertura en el Perú cuando el rock argentino invadió nuestras radios. Spinetta nos visitó en dos oportunidades. La primera en 1969, año de lanzamiento del primer disco de Almendra. Eran los años de la dictadura de Velazco y la prensa más que analizar la técnica y arte de su música solo se fijó en su imagen personal  y la de sus compañeros de banda. La segunda, en 2005. También estuvo en Colombia y no llenó ni la mitad del recinto donde se presentó, pero él cumplió con la función y la gira desplegando toda su capacidad, como lo hacen los grandes que nunca esperan premios, reconocimientos masivos, tribunas llenas. Tenía una frase: “Nena, no seas tan fanática”.

Vale aprovechar esta oportunidad para decirle a los seguidores de esta música en el Perú: poco se conoce y pocos conocen hasta hoy de esa etapa fundacional del rock argentino, que considero es más un estilo de hacer música que una corriente musical.

Chau "Flaco", descansa en paz.


Soundtrack:
Rebelde: Los Beatnicks (1966)
La Balsa: Los Gatos (1967)
Plegaria  para un niño dormido: Almendra (1969)
Ana no duerme: Almendra (1969)
Muchacha (Ojos de papel): Almendra (1969)
Mañana campestre: Arco Iris (1972)

MAX MARRUFFO S.