miércoles, 14 de septiembre de 2011

TIFFANY & CO., TRUMAN CAPOTE, AUDREY HEPBURN Y “BREAKFAST AT TIFFANY’S”


 Escucha mientras lees
Audrey y su mítico vestido de
Givenchy
BREAKFAST AT TIFFANY’S es una película de la Paramount, año 1961, protagonizada por Audrey Hepburn (Bélgica 1929 - Suiza 1993) y George Peppard (EE.UU. 1928 - 1994), donde el glamour y la cruda realidad se encuentran para comenzar una transición en la historia del cine. Adaptada de la novela del mismo nombre, escrita por Truman Capote, Breakfast At Tiffany’s (comedia-drama) narra la historia de Holly Golightly, mujer joven aunque decadente, que busca rodearse de gente alegre, lujo y belleza pero que no está dispuesta a anclar su vida por alguien, salvo que se trate de un hombre rico con el que el matrimonio pueda representarle un buen negocio. Para Holly todo es pasajero, su vida es un viaje constante, sin lazos que la aten. Lo único permanente es el compromiso de cuidar y proteger a su hermano Fred.

Como adaptación, el film desemboca en un final distinto al de la novela (hecho que molestó a Capote). En esta, el joven escritor, vecino de Holly, termina aceptando la regla básica de su vida, vivir sin dueño, y la deja partir rumbo a Brasil, no volviéndola a ver más; en cambio en la película, Holly recapacita que no puede vivir huyendo, ya que eso es, a final de cuentas, lo que hace bajo la idea del eterno viaje, y acepta el amor de Paul Varjak (el joven escritor que no tiene nombre en la novela) y se reconoce también enamorada de éste, deteniendo por fin su andar. 

El tema de la prostitución es aludido de una manera sutil y elegante en la obra.
Tienda Tiffany & Co. en la
Quinta Avenida
¿Cuál es la relación entre la historia y la tienda Tiffany?

Tiffany & Co. es un negocio de joyería y orfebrería fundado inicialmente por Charles Lewis Tiffany y Teddy Young, como Tiffany & Young, el 18 de setiembre de 1837 (hasta que Charles lo asumiera él solo en 1853), ubicado en la ciudad de New York, donde tiene su local principal (abierto desde 1940 en el cruce de la Quinta Avenida con la Calle 57 - Bajo Manhattan) que quedó inmortalizado en la película dirigida por Blake Edwards.

En sus inicios Tiffany se dedicó a la venta de papelaría y artículos finos, para luego ganar prestigio con piezas de plata. Pero lo que le dio fama fue la joyería, en especial, sus trabajos con diamantes.

En la actualidad, Tiffany ha abierto tiendas en varias partes del mundo. En América del Sur, Argentina fue uno de los primeros países en contar con una, luego le siguió Brasil, Uruguay y Colombia.

Para el año 2010 se calcula que los ingresos de la compañía ascendieron a US$ 4,860 millones de dólares. La empresa cuenta con más de 7,000 empleados.
Célebre gift Tiffany Blue Box
En el año 1950 la tienda pasa a manos de Walter Hoving. Hoy, es un negocio por acciones.

Tiffany  fue la primera tienda de artículos en vender por catálogo, poner etiqueta con los precios de cada producto y cuenta con la tradición de no hacer rebajas, tradición que no pudieron romper algunos presidentes de los Estados Unidos, como Abraham Lincoln y Dwight Eisenhower. También Tiffany es conocido a nivel mundial por su célebre caja de embalaje, de un color azul, especialmente creado para la marca, el Azul Tiffany’s, a la cual se le ajusta un listón de color blanco como adorno.

La empresa ha ganado también un prestigio dentro del diseño de arte. Actualmente es la encargada de crear y fabricar los trofeos de las grandes ligas deportivas americanas: Futbol, Basquetbol, Beisbol, NASCAR. El Tesoro de los Estados Unidos encomendó a la compañía elaborar una nueva figura del Sello Oficial que aparece en el reverso de los billetes de un dólar. Antaño fabricó espadas para los generales de la Guerra Civil. El hijo de Charles Tiffany, Luis Comfort Tiffany, se dedicó al diseño de vitrales y muebles de decoración interior, resaltando como una de sus más conocidas obras, las lámpara de techo y mesa Tiffany.

El ambiente de elegancia y lujo que evoca la tienda, constituye para el personaje principal, Holly Golightly, el paradigma del hogar con el que ella sueña. Ese ambiente y aroma que desprenden los objetos lujosos constituye el único medio con que puede calmar la fuerte ansiedad que suele embargarle y a la que denomina means reds. Por ello, cada vez que esta aparece se sube a un taxi para dirigirse allí. Esa es la única relación de la tienda con la película.

La tienda es un ícono que inspiró a Truman Capote escribir su novela.
Vitrina que inmortalizó la imagen
de Holly Golightly
La escena inicial de la película, que transcurre en el frontis del local de la Quinta Avenida con la calle 57, fue rodada a partir de las 5 am. y pese a lo simple (aunque es una de las escenas de culto en la historia del cine), implicó gran dificultad. Primero por el disgusto de la actriz Audrey Hepburn de tener que comer un pastel (cosa que le desagradaba), y luego por la electrocución de uno de los técnicos.

El famoso Atlas de Tiffany
tiene una altura aproximada de
tres metros 
Se puede apreciar que el taxi que deja a Holly en la puerta de Tiffany se desplaza en sentido contrario a lo que es el tránsito vehicular en la Quinta Avenida (norte a sur), esto es, viene de sur a norte. Una de las cosas que jamás esperó la dirección de la película era encontrarse con las pistas despejadas. Holly se detiene frente a la puerta y levanta su mirada hacia el Atlas que la corona, fabricado de madera y revestido con bronce, que carga sobre sus hombros un reloj (que en ese momento marcaba cerca de las seis). Esta figura fue hecha por H. F. Metzler, diseñador de frentes de barcos a pedido del propio Charles Tiffany en 1853, año en que consolida la propiedad del negocio. El edificio fue obra de Cross & Cross Arquitectos, quienes conservaron la figura que estuvo colocada en el edificio que la empresa tuvo en sus inicios en la Calle Broadway.

Holly luego se dirige a la vitrina ubicada en el lado izquierdo de la puerta y envuelta en un éxtasis se queda admirando el interior a través de ella, mientras, da una mordida y un sorbo a un croissant y vaso de café que extrae de una bolsa de papel que lleva en sus manos. Holly está desayunando a la vista de las pulseras de diamantes de la tienda Tiffany. Cabe notar que la parte baja del edificio se encuentra enchapada con un mármol de color rosa. Aún se mantiene la bocatoma de agua para bomberos que está justo en la parte inferior izquierda de la vitrina que refleja la imagen de Holly.

Puerta y vitrinas que dan
a la Calle 57

Cerrando la escena, luego de acercarse también a la vitrina del lado derecho de la puerta, Holly da un medio giro de norte a sur (el mismo sentido del carro que la trajo) y camina por la Quinta Av. hasta la esquina y luego dobla hacia su derecha, entrando a la Calle 57, rumbo este, sobre parando para contemplar desde el medio de la vereda las vitrinas de la misma tienda que dan para dicha calle, se acerca a un tacho de basura, se deshace de los restos de su desayuno y finalmente se marcha avanzando, siempre por la 57 con el mismo rumbo.

En esta toma inicial, Audrey Hepburn, luce el mítico vestido negro diseñado y confeccionado por Givenchy.

Anillo de diamante amarillo cuyo
costo es de US$30,000
En otra escena de la película, más adelante, la trama transcurre al interior de la tienda. Holly y Paul salen a pasear con el propósito de hacer, cada uno, de manera divertida, algo que antes no hayan hecho. Una de esas cosas, para ambos, era el poder hacer una compra en Tiffany. Lo cierto es que no contaban con dinero suficiente pero logran que se les grabe con sus iniciales un pequeño anillo que vino como sorpresa en una caja de golosina. Interviene en esta escena el actor John McGiver, como el empleado de la tienda, con un acento y aire elegante en su modo de hablar. En esta escena se presenta a la solidaridad como un signo de distinción por encima de todo. Poco antes, Holly y Paul se inclinan ante un estante que contiene un collar con diamante amarillo. En 1878, Charles Tiffany se hizo propietario de un enorme diamante amarillo cuyo peso era de 287.42 kilates, el cual fue recortado en 90 caras de tal manera que perdió la mitad de su peso, pero logró un brillo impresionante. La gema se encuentra en exhibición en la la tienda de la Quinta Avenida.
El color Azul Tiffany puede apreciarse en varios utensilios que parecen como parte del mobiliario del departamento de Holly, incluso ella duerme con un antifaz que deja pensar que de alguna otra manera el negocio estaba relacionado con la producción del film.

El color Azul Tiffany está registrado como color de marca de Tiffany & Co. por lo que no está disponible al público y no aparecen en los muestrarios de Pantone Matching System. Suele ser confundido con el turquesa pero el Azul Tiffany obedece a coordenadas de color distintas.
video
Escena introductoria de Breakfast At Tiffany's

Soundtrack:
Breakfast At Tiffany's: Henry Mancini 

Max Marruffo S.

No hay comentarios:

Publicar un comentario